Inicio
Inicio Boletines Boletín 277/2010 El papel de la sociedad civil ante gobiernos democráticos
Comunicación

El papel de la sociedad civil ante gobiernos democráticos
Boletín 277/201

18 de septiembre de 2010

 

El papel de la sociedad civil en su relación con gobiernos democráticos, fue uno de los puntos analizados por el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, y el Director de Derechos Humanos del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay, Javier Miranda.

 

En el marco de su visita de trabajo, el Ombudsman capitalino se reunió también con Embajador mexicano en Uruguay, Cassio Luiselli Fernández; así como con el Director del Instituto Nacional de la Juventud de Uruguay, Matías Rodríguez; y la Directora del Instituto Nacional de la Mujer de Uruguay, Beatriz Ramírez.

 

Javier Miranda señaló que entre sus actividades sustantivas se encuentra la propuesta de creación de la Institución Nacional de los Derechos Humanos de Uruguay (INDHU). En la actualidad sólo existe la Defensoría del Vecino de Montevideo a cargo de Fernando Rodríguez.

 

La creación de la Institución permitirá al gobierno uruguayo que preside José Mújica, un ex militante del Movimiento Nacional Tuparamos del Uruguay y líder del Frente Amplio Opositor (que además gobierna la intendencia), darle un sentido nacional a la defensa y promoción de los derechos humanos.

 

El Director de Derechos Humanos explicó el INDHU debe surgir de un proceso amplio de discusión entre la sociedad civil y las instituciones para lograr la plena representatividad y legitimidad de la institución. Indicó que una de las propuestas es que quien lo dirija sea propuesto por la sociedad civil, no haya tenido cargo público o político dos años antes de su designación y que al final de su gestión durante cinco años no se podrá incorporar a un cargo público o político.

 

De igual forma, señaló que el salario si bien decoroso, no puede ni debe ser ostentoso. Apuntó que la INDHU podría ser instalada en un amplio inmueble que perteneció a las Fuerzas Armadas, como una señal simbólica de que nunca más hayan violaciones a los derechos humanos en Uruguay.

 

En la reunión que sostuvo con el Ombudsman de la ciudad de México, Miranda consideró que la autonomía operativa financiera y operativa debe ser el eje en su relación con gobiernos democráticos como es el caso de Uruguay en el ámbito federal y local.

 

Ambos funcionarios analizaron la situación que se ha presentado también en la ciudad de México donde gobierna la  izquierda, y cómo de la conjunción de esfuerzos con la sociedad civil y las instituciones, surgió el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal , único en su tipo en América Latina.